Durante años tuve un poster de Megadeth en mi pieza. Era su mascota Vic Rattlehead  (así como los Iron tienen a Eddie, ellos tienen a Vic) a punto de apretar el botón para destruir el mundo.

Su disco “Rust in Peace” me había volado la cabeza y hoy ese álbum aún sobrevive el test del tiempo y se ha convertido en una de los obras cumbres del trash metal, con riffs y composiciones  de una agresividad y nivel técnico que aún continúan siendo insuperables.

Dave Mustaine y su banda son grandes por mérito propio y dada la magnitud de su obra no vale la pena ni siquiera hablar mucho de su pasado como uno de los guitarristas originales de bueno… ya saben quién, esos que no van a venir este año todavía.

Pero Megadeth sí vino a Paraguay y se mandaron probablemente el mejor concierto de la historia del metal en Paraguay en una noche que fue histórica para todos. Un detalle, en esa ocasión las bandas paraguayas que telonearon el show sonaron mejor que nunca, se notó que no hubo egoísmos de parte de la banda principal a ser solo ellos los que debían sonar bien. Eso habla mucho de la clase de gente que son los Megadeth.

Unos pocos meses después, su bajista Dave Ellephson  sorprendió a todos con una visita sorpresa. Había venido a dar su apoyo a nuestra orquesta de instrumentos reciclados, como le dicen ellos, “The Landfill Harmonic”.

Pero no quedo ahí, los chicos de esta orquesta tuvieron la semana pasada la ocasión de concretar un sueño que muchos soñamos: tocar con Megadeth.  Basta con escuchar las emocionadas palabras del icónico y pelirrojo líder de la banda antes de presentarlos para darse cuenta de la sinceridad y la importancia que le dieron estas estrellas del rock a estos chicos paraguayos.

Pirí.

Emoción.

Unos chicos de Cateura tocando Symphony of Destrucción con una de mis bandas favoritas. Luego, toda una serie de emocionados tweets de toda la banda valorando la experiencia.

Realmente no se bien de quien fue la idea y no se quienes son los responsables de la ya famosa orquesta de instrumentos reciclados y me parece que no es tan importante porque lo que se valora realmente es el concepto y es ese concepto lo que les llegó a los integrantes de la banda internacional: la música tiene el poder de transformar los sentimientos negativos, los problemas, la injusticia en algo mágico con lo que todos podemos relacionarnos.

¿La lección para todo el resto de nosotros que soñamos con estar ahí?

No importa que tengas una Gibson o una Fender o los mejores amplificadores, para llegar a ser GRANDES realmente, como lo son los Megadeth, lo que tenés que tener es HUMILDAD, DEDICACIÓN y AMOR a la música.

Enough said!

mgmt
Previous post

MGMT presenta "Your Life is a Lie"... tienen razón

img1
Next post

Jagwar Ma: el Madchester ha vuelto

Rodrigo Drigs Gomez

Rodrigo Drigs Gomez

Bajista de Los Chamos del Momento. Creativo en la agencia Lupeº. Papá de Giuli. Hice radio y fui profesor. Viví un año en una isla del caribe y vos no.


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /homepages/9/d407618789/htdocs/theventan/web/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273