A mediados de los 90’s, surgió una banda que unía varios elementos muy interesantes de la música que me gustaba, afinación bajísima de las guitarras como en el Dead Metal o el Doom, Vocales Gritados que se mezclaban con voces melódicas más propias del rock alternativo, y una base de drum and bass con influencias más cercanas al hip hop que al trash o al heavy. Esta banda que marco profundamente la última parte de mi adolescencia estaba a punto de tocar en Asunción.

 

Korn fue demoledor. Creo que muchos los subestimaron y lo siguen haciendo, pero en vivo tienen una fuerza arrolladora y una energía impresionante, además de una calidad de sonido impecable que hace posible distinguir sin problemas todo ese muro sonoro de matices distorsionados de efectos y  contundencia rítmica.

Yo no estaba en frente como debería haber estado como un “korniano” de la primera hora, pero sin embargo me puso feliz de poder armar bardo y corear todos los temas desde mi sector de campo, tratando de guiar a una anonada audiencia en lo que iba pasando. Y es que muchos conocen a Korn más que nada por “el tema de la bala” pero la verdad que desde hace dos décadas tienen una colección de hits bastante impresionantes para una banda con un sonido tan alejado de los estándares convencionales del pop (en este sentido me hace acordar a Flow en el sentido que son una de las bandas más hiteras del rock nacional pero con un estilo más cercano al underground).

Creo que pese a que el público estuvo sencillamente bastante impactado todo el tiempo, y que las letras de Korn no son tan tarareables como otras bandas, se notó una gran sintonía entre el público y la banda, con coreos de las partes de guitarras y fervorosos gritos a la orden de Jonathan Davies, al igual que Bruce Dickinson, uno de los grandes frontmans de su generación y un vocalista fuera de este mundo, fantástico. Mención aparte para el retorno de Head, justo a tiempo para tocar para nosotros, el impresionante bajo de Fieldy, la furiosas guitarreadas de Munky y el nuevo baterista que realmente la rompe. Mención apartadisima para la cara de loco del baterista   al tocar una especie de Dijeridoo electrónico en Dead Bodies Everywhere.

Pero más allá del nivel técnico y musical de esta GRAN GRAN BANDA, creo que lo que les hace realmente geniales es el concepto que plantean: introspección, terror infantil, descarga de emociones, rabia, locura, todos sus temas son una obra maestra de llevarte por los pasajes musicales más oscuros de tu interior y que más METAL que esto? Para mí, directamente el TOP 5 de los mejores conciertos que hemos vivido acá en Paraguay.

El “new” metal ya no es tan “new” y sus primeros fans ya nos vamos poniendo “old” pero fuck that, no importa, seguiremos esperando por Korn en Paraguay una vez más de manera a que nos aplaste nuestro cerebro así mismo como ya lo hicieron en la ya histórica última noche del Personal Fest. Hay muchos que nos quedamos con ganas de escuchar A.D.I.D.A.S.

Himalayan Band Of Skulls
Previous post

Band of Skulls revela el arte de tapa y el tracklist de su próximo álbum "Himalayan"

lorde-team
Next post

Lorde presenta el video de "Team", basado en un sueño

Rodrigo Drigs Gomez

Rodrigo Drigs Gomez

Bajista de Los Chamos del Momento. Creativo en la agencia Lupeº. Papá de Giuli. Hice radio y fui profesor. Viví un año en una isla del caribe y vos no.


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /homepages/9/d407618789/htdocs/theventan/web/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273